Frozen - Las princesas se reinventan


Sinopsis: Cuando una profecía condena a un reino a vivir un invierno eterno, la joven Anna, el temerario montañero Kristoff y el reno Sven emprenden un viaje épico en busca de Elsa, hermana de Anna y Reina de las Nieves, para poner fin al gélido hechizo. Adaptación libre del cuento "La reina de las nieves".
Tráiler: 

Crítica:

El virus de las princesas Disney es un tema bastante escabroso para mí. Los clásicos referentes a las jóvenes monárquicas llevadas a cabo por la factoría del ratón suelen contener una visión misógina, machista y retrograda. Se podrían escribir auténticos libros analizando las lecturas de estas películas. Pero la `Nueva Disney´ me interesa. La pixarificación de la compañía va a juego con las nuevas tendencias y le hace ponerse en el mapa de nuevo. Aunque particularmente prefiero la magia de la animación 2D, con “Enredados” demostraron tener una habilidad grácil con el 3D  además de crear un personaje femenino más complejo. Por ello mi interés en “Frozen” creció exponencialmente, con la curiosidad de conocer qué camino  seguiría Disney con sus famosas princesas, hasta que finalmente la vi.


¿Es “Frozen” la película más feminista de todo Disney? Sí, lo es. La obra resulta por momentos una respuesta a las críticas, como la mía, sobre el tratado de las mujeres en sus largometrajes. Tienen unos personajes femeninos complejos y es capaz de solucionar paso a paso cada uno de los problemas que han afectado a las princesas Disney durante toda la historia. Las dos hermanas protagonistas terminan la película siendo unos personajes fuertes y autosuficientes, con varios arcos de evolución tratados con buena mano. No necesitan a un hombre o a un príncipe que solucione todos sus problemas, es más, ellas están escritas en un contexto alejado del hombre.

Es sin duda un gran paso para la compañía. Es capaz de arroparse de lo que hacía Disney especial y arrancarse las antiguas vestiduras que cuanto más tiempo pasaba, mas apestaban. Esta táctica es reconocible por sus giros de guión, basados en las expectaciones ofrecidas a lo que nos tenían acostumbrados. Resaltando la idea, podemos apreciar varios chistes referentes a la idea de princesa conociendo al hombre de su vida y a los cinco minutos enamorándose perdidamente de él, tanto como para casarse. Este hecho sirve de chiste y es reutilizado varias veces a lo largo de la obra con interesantes resultados. 



Con ello el humor de “Frozen” parece repetir la funcionalidad que contenía “Enredados”. La carcajada será contagiosa para los pequeños y simpática para los adultos. Los secundarios funcionan febrilmente a lo largo de la película dando correctamente golpes de humor y aligerando el drama de la misma. Las canciones pueden ser cargantes, la vi doblada al castellano y hablo desde esa perspectiva, pueden ser abusivas en su primer tramo pero por suerte en el final resultan casi inexistentes. Por supuesto la animación es arrebatadora, la capacidad para crear la nieve o el hielo es asombrosa, siendo este el apartado más trabajado y donde se ha puesto más énfasis.

Pero el claro eje de la película es la relación entre las hermanas protagonistas. Podrían haber escogido el camino más fácil y hacer a Elsa una villana, pero Disney se arriesga y gana. La relación entre las protagonistas es cuidada el milímetro, buscando la funcionalidad de las dos por separado, pero cuando se unen crean una dinámica con mucha química. Las lecturas de los mensajes en ella son tan simples como perfectas para los niños, como el estar en contra de los prejuicios, a favor de la mujer independiente, a favor de la familia y la amistad. Disney ha salido victorioso después de arriesgar tanto y sacar una obra tan arriesgada como interesante. Pero aún con toda la modernización de la propia película, el marketing de ella se basaba en los secundarios más que en las propias protagonistas. Es increíble como aún con todo, puede ser que nosotros no estemos preparados para “Frozen”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario