Splice - O como volver Frankenstein un melodrama de Antena 3


Sinopsis (FILMAFFINITY): Clive (Adrien Brody) y Elsa (Sarah Polley) son dos brillantes científicos que, por medio de la ingeniería genética, se dedican a crear variaciones de especies conocidas. Aunque han alcanzado el éxito, su ambición les hará perder el control, cuando, en secreto, decidan llevar sus experimentos más allá de la moral. Combinando ADN humano en sus experimentos genéticos obtendrán un nuevo escalón en el árbol evolutivo actual.

Trailer:


Critica:


Debo ser del 1% de personas que todavía no ha visto 'Cube', por lo tanto el nombre de Vincenzo Natali no sugiere nada para mi, ni bueno ni malo. En un día sabático puede que me tome la trilogía 'Cube' de un trago pero mientras tanto soy desconocido ante esta obra de culto. 'Splice' es mayormente criticada porque el director de 'Cube' la realizó y por supuesto no tienen la misma calidad, es normal este tipo de comparaciones en una filmografía, sobretodo con un director de culto realizando una película después de un parón de casi 5 años. La expectativa crece si tenemos en cuenta el argumento tan atrayente que contiene. Sin duda es la historia de Frankenstein llevada de una forma distinta, tirando a la ciencia ficción, atrayente pero no fue suficiente para que el producto flote. 

Adrien Brody y Sarah Polley consiguen crear una nueva raza combinando los ADN's de varias especies (entre ellas ADN humano), esto ayudaría a la cura de diferentes enfermedades y mejoras genéticas, pero deben hacerlo a escondidas ya que la empresa que los subvenciona no ha dado su consentimiento debido a que, un avance tan rápido no conviene para el negocio. De primeras suele chocar la idea de los empresarios malvados como una jugada sucia de guión para crear mas situaciones donde solamente intervengan los tres personajes principales. Es una idea rápida que funciona pero en el propio diálogo de la escena donde recurren a ello, resulta ridículo y si de primeras empezamos así, mal vamos. 



Durante el primer acto, veremos cómo los personajes se van desarrollando. La creación de personajes aunque torpe, con escenas en las cuales los protagonistas gritan al espectador como son, sabe defenderse creando ciertos matices que irán evolucionando a medida que transcurren las escenas. La ciencia ficción en esta parte es el primer plano, los protagonistas se crean mientras van creando a su criatura. Comprendemos rápidamente como transcurrirá todo, es algo tópico el desarrollo pero efectivo, algo que cambiara en los siguientes actos. 


En pleno nudo conoceremos a la criatura y su crecimiento. Entonces es cuando se descubre la verdadera cara de la película. Desde el principio se centra bastantes minutos desarrollando la relación sentimental entre los dos personajes principales (Brody y Polley), lo más extraño de todo es el giro argumental de la película hacia una metáfora sobre el matrimonio, las relaciones y la responsabilidad de ser padres. Ya lo decía el gran, guionista Edward Neumeier de 'Starship Troopers': La ciencia ficción es una gran excusa para realizar una sátira o comparación de la sociedad, porque llevar los extremos allí no es tan duro como hacerlos en la realidad. El problema aquí se basa en la consistencia. 




No se consigue unir las dos ideas principales en una, teniendo así escenas basadas en la relación y otras basadas en la ciencia ficción. La incapacidad de la película de combinar esas partes consigue que no tenga un tono apropiado, la variación del mismo hace que el espectador no comprenda cuando debe estar emocionado, triste o enfadado. Por separado la mayoría (salvo sexuales excepciones, entrare en ello en la zona spoiler) de las escenas funcionan, pero la unión de las mismas hace que no tenga consistencia y el film no sabe qué hacer con tantas ideas.


Aunque la ciencia ficción es el apartado más interesante y el mejor realizado, la relación sentimental y el triangulo amoroso entre los tres personajes es interesante. La originalidad para crear ese tono es de los mejores apartados de la película. El estudio de las relaciones por medio de la ciencia ficción es francamente bueno, no debes dar respuestas simplemente crear las preguntas y 'Splice' lo consigue. La metáfora andante del film creará los problemas a la pareja y el espectador estudiará su comportamiento para comprender como el ser humano puede llegar tan lejos por su propio egoísmo. Pero entonces llegamos a las escenas.



*ZONA SPOILER* Las escenas sexuales entre la criatura y los protagonistas son ridículas. No me importa lo metafóricamente bellas que puedan llegar a ser, no me importa lo necesarias que sean para el argumento, el caso es que fallan. El tono serio del romance se pierde con el acercamiento a la relación sexual con la criatura, es una gran idea para cerciorarte sobre la sexualidad en tu propio hijo/a, pero de la forma ridícula en la que lo trata hace que no solamente pierda el ritmo si no la seriedad, así consigue que las demás decisiones argumentales sean pésimas. Ese acto final es de vergüenza y la revelación final de su embarazo, es para mear y no echar gota. *FIN ZONA SPOILER*

En definitiva es un producto interesante con grandes momentos y grandes ideas pero todas desaprovechadas por la falta de ingenio del director. No consigue crear un tono preciso, variando durante toda la película desconcertando así al espectador constantemente. Como puede ser la continua metamorfosis de la criatura, que por el simple abuso de efectos especiales el film carece de sentido en ciertas ocaciones. Pero  en algunos momentos apartados demuestra un gran cine detrás, unas interpretaciones arriesgadas pero que cumplen. Recomiendo el visionado porque podemos encontrar escenas realmente interesantes y buenas, pero el conjunto hace que pierda relevancia. Como curiosidad, añadiré que ganó el premio a Mejores efectos especiales en Sitges 2009. Sinceramente los efectos no están nada mal, pero podrían mejorar bastante más.

Valoración: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario