A Roma con Amor - O como Woody Allen se va destruyendo él solo



Sinopsis(FILMAFFINITY): Cuatro historias independientes con un escenario común: la ciudad de Roma. En la primera, un matrimonio americano (Woody Allen y Judy Davis) viaja a italia para conocer a la familia del prometido de su hija (Alison Pill). En la segunda, un italiano (Roberto Benigni) se hace famoso sin motivo de la noche a la mañana. En la tercera, un arquitecto californiano (Alec Baldwin) visita Roma con sus amigos donde conoce a un estudiante (Jesse Eisenberg) y, en la cuarta, una recién casada (Alessandra Mastronardi) se pierde en la capital italiana, a la que ha ido a visitar a los familiares de su marido (Alessandro Tiberi). 


Trailer:

Crítica:

Woody Allen siempre ha tenido una carrera bastante irregular, pero desde 'Match Point', esos altibajos se vuelven más bajos con alguna buena pincelada de éxito. No sé si realmente está haciendo esto porque quiere visitar Europa y es su mejor excusa, pero se nota tan poco cariño ante las historias que trata... Pierde el interés el director y el espectador. Con 'A Roma con amor' parece que a nuestro Allen le gusta hablar de cuernos e infidelidades, se obsesiona con ello y pierde el rumbo del film volviéndola anodina e irregular. La película se divide en varias historias que se entrelazan, a continuación hablare de ellas individualmente.

La principal trata a Alec Baldwin aconsejando a Eisenberg de no comenzar una relación con Ellen Page. Esta es una de las historias más interesantes, tratar al tipo de mujer que representa Ellen Page es bastante curioso. El triangulo amoroso es muy bien llevado en esta parte, las relaciones entre los tres personajes llegan a ser muy interesantes y como estudio de las relaciones humanas acierta. Pero Eisenberg no deja de ser una versión joven de Woody Allen pero sin la carisma del director, además del estudio propiamente dicho esta mejor realizado en la propia 'Match Point'. En esta parte no hay comedia, y si la hay, es inapreciable.


No me gusta en absoluto Roberto Benigni, me parece que el egocentrismo que desprende en las películas dirigidas por él es innecesario y rompe totalmente el film. Pero en este capítulo, sorprendentemente funciona. Benigni es un hombre normal que de la noche a la mañana se vuelve un hombre muy famoso sin motivo alguno. Si Allen no te lo ha gritado suficientemente en la cara, es una crítica a la fama que tal como viene se va. Es la más divertida de todas pero llega a cansar por la repetición de las situaciones, el constante bombardeo de la misma idea una y otra vez. 

Las dos siguientes tramas llegan a ser vergonzosas, una pareja joven (una chica americana y chico italiano) planea un encuentro entre los padres de ambos. Por supuesto el padre de la chica es el inimitable Woody Allen, le encanta actuar de sí mismo y se nota, aunque la historia debería centrarse en la pareja o la relación entre los futuros suegros, pero Allen prefiere centrar la atención sobre él. No deja de ser un constante: Allen habla con su hija, Allen habla con su mujer, Allen habla con la mujer de la otra pareja, Allen come comida preparada por la mujer de la otra pareja etc. No tengo problema con ello si es cómico o denota una gran actuación, pero los momentos graciosos brillan por su ausencia, excepto en ciertos momentos que resultan hilarantes, pero se pueden contar con los dedos de una mano. 


Tenemos a la joya de la corona en nuestras manos, la peor historia de todas. Una pareja joven bastante babieca viaja a Italia y por medio de circunstancias, la chica se pierde y el chico se encuentra con Penelope Cruz la cual es una prostituta. No podría hablar mucho de las situaciones por spoilers, pero cada minuto, cada momento, cada escena se vuelve más tediosa y absurda, no en el sentido cómico, sino en el sentido vergonzoso. Los personajes no pueden resultar más dañinos, su actuación es horrible, sus acciones y decisiones previstas para la comedia no rozan la lógica, solamente consiguen desprender el interés del espectador por la misma ya que los personajes no toman decisiones cómicas sino estúpidas. Una historia realizada claramente para aumentar la duración de la película.

En su totalidad, una decepción. Soy fan de Woody Allen y defensor de que una comedia deplorable del director es una gran comedia actual, pero esta vez no puedo defender este producto. No sé que pretende Allen, pero espero que pronto coja las riendas y vuelva a hacer los peliculones a los que nos tiene acostumbrados. Eso sí, no os preocupéis, la película tiene momentos interesantes, pero a pesar de esos malos momentos  no superan a los de la innombrable 'Vicky Cristina Barcelona'. Repito, no es mala película, pero está lejos de ser un producto decente, ojalá Allen vuelva con esa chispa que albergan sus películas, la cual consigue hacernos creer como un protagonista de un film puede saltar de la pantalla al mundo real, a ese Woody me refiero.

Valoración: 5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario